Domingo 28 de mayo 2017
  Buenos Aires: 





Automotor Sociedad

Cayó una banda de piratas del asfalto que mató a un custodio

Por Redacción | 07.04.2017 09:35:00

Imagen ilustrativa
  COMPARTIR

En el operativo, realizado en el conurbano bonaerense y Ciudad de Buenos Aires, se detuvieron a 11 personas y secuestraron 2 millones de pesos, armas y prendas con identificaciones de la policía.


Una banda de piratas del asfalto que carga con el asesinato de un custodio quedó desarticulada esta madrugada en 14 procedimientos realizados en varias localidades del conurbano y en la Ciudad de Buenos Aires, durante los que resultaron detenidas 11 personas y otras dos quedaron a disposición del fiscal Pedro Illanes, de la UFIyJ 3 del Departamento Judicial Mercedes, informaron fuentes judiciales.

 


En el operativo -que se realizó en forma coordinada en los partidos de La Matanza (Ciudad Evita, Villa Celina y La Tablada), San Martín (Villa Bonich), Ezeiza (Tristán Suárez), Pilar (Del Viso) y Tigre (Rincón de Milberg), Ituzaingó, Esteban Echeverría (Monte Grande) y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- también se secuestraron 2 millones de pesos, cinco pistolas 9 mm, un fusil Fal, una ametralladora, una escopeta, chalecos antibalas y prendas con identificación de la Policía Federal.

 


Además, se decomisaron una veintena de autos de alta gama e inhibidores de señales satelitales, que funcionan como bloqueadores de rastreos.
Entre las personas detenidas hay tres mujeres: una de ellas puso su nombre para comprar celulares para la banda, y las otras dos también prestaron sus nombres para adquirir algunos de los autos de alta gama que utilizaron sus respectivas parejas. 

 


La investigación se había iniciado en junio del año último, agregaron las fuentes, y culminó un día antes de otro asalto a un camión con mercadería en tránsito, planeado para mañana. 

 


La banda disponía para sus golpes de varios vehículos de origen ilícito que eran utilizados para alcanzar cada camión, reducir a los choferes y custodios y trasladarlos a lugares alejados para ganar tiempo, mientras la mercadería era llevada a un sitio cercano previamente acordado, por lo general un campo en el que habían sobornado al puestero. Desde ese lugar era trasladada a otros vehículos y, finalmente, a su destino final o depósito. 
 

 

Los investigadores cuentan asimismo con escuchas telefónicas "claramente referidas a la comisión de los delitos", agregaron las fuentes judiciales.
 

 

En el caso interviene el juez de garantías 3 de Mercedes, Pablo Morán, ante quien el fiscal Illecas pedirá hoy que las dos personas en calidad de aprehendidos queden como detenidos en la causa. 

 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER!
Recibí toda nuestra información en tu casilla de correo.