Jueves 29 de junio 2017
  Buenos Aires: 





Aerocomercial Management

El porqué de las cuatro normas de seguridad de los aviones más molestas

Por Redacción | 02.05.2017 15:14:00


  COMPARTIR

Una azafata explicó en su blog las razones detrás de las medidas que odian los pasajeros.


Viajar por el mundo pagando sólo las tasas aéreas. Poder subir al vuelo que sea con la única condición de que haya un asiento libre. Comprar en el aeropuerto de Dubai, el de Ezeiza o el de Nueva York con descuento de tripulante. Esos son los mejores beneficios que tienen las azafatas y aeromozos en la mayoría de las aerolíneas de renombre. Pero antes, está la rutina de trabajar a bordo. Una azafata bloguera intentó justificar las normas de seguridad más molestas para los pasajeros.

 

"¿Alguna vez te preguntaste si hay un método para la 'locura' de la tripulación mientras preparamos un vuelo para el despegue? Hay mucho más de lo que te podrías imaginar", arranca Amanda Pleva, que escribe en Flyertalk desde su experiencia como azafata. Con 38 años, dice ya estar "curtida" en el trato con los pasajeros "que se enojan por todo". Pero explica cuáles son las regulaciones de seguridad en todo vuelo más odiadas:

 

Poner el respaldo del asiento en posición vertical

"A la gente le encanta voltear los ojos cuando tenemos que pedirles que enderecen sus asientos. Que esté así no va a hacer ninguna diferencia en una emergencia, ¿verdad?", ironiza. Y sigue: "empecemos pensando en la persona detrás tuyo". La escena es bastante gráfica: lo incómodo de tener que levantarse cuando el asiento de adelante está inclinado hacia atrás. "Sabrás que no es nada fácil, especialmente con lo reducido que se volvió el espacio entre los asientos de la clase económica."

 

Imagínense en una emergencia. "Cuando los segundos cuentan, los asientos reclinados pueden costar tiempo durante la evacuación de su fila", detalla, ya con seriedad. Además, recuerda que la posición de apoyar los brazos y la cabeza en las rodillas durante un aterrizaje de emergencia -"que el 100 % de los pasajeros vio en las tarjetas de seguridad"- es mucho menos eficaz con el asiento de adelante reclinado. "La segunda escuela de pensamiento es que podría causar más lesiones en la cabeza y el cuello si por el impacto del aterrizaje 'cabeceamos' hacia adelante por un respaldo reclinado."

 

Esperar a que la señal de cinturones haya sido apagada

Más allá de los pasajeros que se levantan y empiezan a bajar las carry on mientras el avión aún está rodando en la pista, que arroje la primera piedra el que nunca ignoró la señal encendida de cinturones de seguridad para estirar las piernas o ir al baño. Y levante la mano el que alguna vez se enojó con la azafata o el aeromozo por recibir una y otra vez la misma respuesta a nuestra explicación:

-La señal de cinturones de está encendida.

-¡¿No me puedo parar?! Van 8 horas de vuelo.

-La señal de cinturones está encendida.

Todo esto, para la azafata, es una verdad frustrante: "No podemos responderle de una manera u otra si pedís permiso para levantarse mientras la señal de cinturón de seguridad está encendida. Somos humanos y sabemos que a veces la señal está encendida durante una hora o dos y no se puede esperar que aguanten tanto tiempo para ir al baño. Sin embargo, estaríamos violando la ley al proporcionar una respuesta distinta a 'La señal del cinturón de seguridad está encendida'".

 

Es una batalla perdida. Al decir "ok, pero andá con cuidado", o "esperá un ratito más que ya se apaga", los tripulantes pueden ser multados por las autoridades de la aviación si justo hay un inspector a bordo. O puede haber juicios a la aerolínea si algún pasajero se lastima."Debemos informarle que la señal está iluminada, después de eso, la decisión es tuya. (tampoco pueden decir eso). Así que no lo tomes personalmente si parecemos evasivos. Puede costarnos miles de dólares y una suspensión o despido."

 

La ciencia detrás de ponerse primero la máscara de oxígeno antes de asistir a otro "A la gente le encanta el valor metafórico de esta parte de la información de seguridad. Y no puedo culparlos", ironiza la mujer sobre que no hay metáfora en esto de ayudarse a uno antes de ayudar al prójimo. "Para un padre, es impensable cuidarse a sí mismo por sobre su hijo en una emergencia. Porque, instintivamente, vamos a dar nuestras vidas para protegerlos. Pero en el caso de una descompresión a bordo, esto es una cuestión de vida o muerte."

 

Explica que el tamaño de un cuerpo adulto es, por supuesto, más grande que el de un niño, "por lo que requiere más oxígeno". La hipoxia, o la falta de oxígeno en la sangre, hace que nuestra capacidad de reaccionar y usar el juicio sano disminuya significativamente. Sin oxígeno suplementario, una persona continuaría debilitándose, lo que hace que obtener oxígeno -como cuando el capitán del avión desciende rápidamente a una altitud mucho más baja- se vuelve absolutamente necesario. El Tiempo Útil de Conciencia (TUC) es el intervalo entre la interrupción del oxígeno hasta el momento en que se pierde la capacidad de tomar decisiones vitales. Cuanto más alto sea el nivel de vuelo, menos tiempo habrá para pensar de manera centrada y permanecer conscientes de la situación.

 

Un adulto promedio a 35.000 pies tiene entre 30 y 60 segundos de TUC. Un nene necesita menos oxígeno y por lo tanto tendrá un TUC mayor. "Cuanto más rápido tu cerebro funcione, mejor serán tus posibilidades", describe Pleva, quien también es madre.

 

Mantener a los bebés fuera del cinturón de seguridad de los padres

Esto hace que muchos padres piensen que los tripulantes no tienen corazón. "Un padre suele pensar que tener abrazados a sus hijos puede ser la mejor protección. Pero, en un impacto repentino, la presión opuesta entre un padre y el cinturón de seguridad puede causar lesiones devastadoras a un bebé o nene muy pequeño."

 

La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos declaró que la alternativa para un padre que no puede pagar un pasaje de avión para un nene pequeño "es ir a destino manejando -se queja la azafata-, aunque no tiene el mismo historial de seguridad que un vuelo comercial". Para el final, Pleva advierte que "puede que (como pasajeros) no estén de acuerdo con las reglas y regulaciones de volar, pero no las desafíe ni cause problemas a los tripulantes".

 

 

Fuente: Diario Clarin 

 

 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER!
Recibí toda nuestra información en tu casilla de correo.